Opinión: Videoperitación y videoperito, dos realidades en auge

 

Vivimos en una sociedad en donde las nuevas tecnologías se van implementando en diferentes campos y áreas de nuestras vidas. La potencia y versatilidad de los nuevos dispositivos nos abre un abanico muy amplio de posibilidades. Actualmente, esta tecnología nos permite ver, sentir y acercar todo cuanto nos rodea e interactuar a niveles que hace años no éramos capaces de imaginar.

Si extrapolamos esta realidad tecnológica al mundo del seguro, donde cada vez se evoluciona más hacia una integración telemática global de la gestión de un siniestro, pudiendo dar un parte desde nuestro teléfono móvil hasta realizar la comprobación y tasación de los daños mediante este tipo de dispositivos, es cuando surge la videoperitación.

A pesar de ser todavía un servicio poco extendido y que el factor presencial tiene un fuerte arraigo dentro de la peritación tradicional del siniestro, sus cifras de crecimiento y sus ventajas competitivas son hechos que hablan por sí solos.

Está demostrado que la videoperitación reduce desde el primer momento el plazo de reparación, el tiempo de tramitación y el coste del siniestro.

Durante la videollamada damos instrucciones a los operarios sobre la cobertura y el alcance de la reparación. Con ello, la empresa reparadora sabe en todo momento qué es lo que tiene que realizar y cómo hacerlo, sin riesgo de incidencias posteriores (corrosiones, tuberías vistas, localizaciones con rotura de estética…). Además, los trabajos son efectuados en esa primera intervención sin demoras por necesidad de autorizaciones o realización de nuevas visitas

En Persé Responde conseguimos que los videoperitos seamos vistos por parte de la empresa de asistencia como expertos en quien confiar.

En el 90% de los casos hemos comprobado que se pueden emitir los informes al concluir la videollamada, trasladando a la compañía de seguros la propuesta de resolución, el estado del siniestro y el alcance de los daños, con lo que se puede tramitar el expediente de inmediato. El porcentaje restante corresponde a casuísticas de necesidad de localizador de averías, búsqueda de materiales especiales…

Evitar desplazamientos del perito y reparadores, reducir los tiempos de tramitación y valorar conjuntamente el alcance del siniestro bajo los criterios y baremos de las compañías, supone una notable reducción del coste y un aumento de la satisfacción del cliente.

Desde mi experiencia en este servicio en Persé Responde, puedo afirmar con total seguridad que la videoperitación sorprende por su agilidad, rapidez y precisión. Además, aporta mayores niveles de calidad, seguridad, comunicación y satisfacción que no dejan indiferente a ninguna de las partes implicadas en el siniestro (reparador, perito, asegurado y aseguradora).

 

Carlos Mourelo
Perito Coordinador Área de Videoperitación
Persé Responde

Deja un comentario

*

Be sure to include your first and last name.

If you don't have one, no problem! Just leave this blank.